Según algunas versiones, un caballero francés que formaba parte del ejército de Carlomagno, vino a España para combatir a los moros y juntamente con otros compañeros de armas, se estableció en el Valle de Sarafaiz, de Navarra (llamado luego, por corrupción del nombre, Valle de Salazar), defendiendo aquella tierra, de la tiranía de los árabes y realizando valerosas hazañas.

El caballero francés indicado tuvo dos hijos, llamado el mayor Gastón de Salazar, y el segundo, Galindo de Salazar, apellido que tomaron del Valle, los cuales, por envidias que su poder suscitó, lo perdieron, así como sus palacios, viéndose empujados a trasladarse a Castilla, huyendo de la persecución de que eran objeto por parte de los Reyes de Navarra.

En Castilla poblaron en un pequeño lugar próximo a la villa de Medina de Pomar, al que dieron el nombre de Salazar. Allí levantaron el nuevo solar de la familia y construyeron sus casas-palacio, no tardando en recobrar la notoriedad y poderío que habían perdido en Navarra.

Pinchar sobre la foto para ampliarla